El suicidio de la oposición

Tanto Leopoldo López como Henrique Capriles quieren ser presidentes. Eso no sería problema si estuviésemos bajo un régimen inequívocamente democrático, pero este no es el caso. Para que ambos puedan concretar sus aspiraciones, deben primero luchar por lograr el cambio en las condiciones del proceso político venezolano, que no necesariamente se produciría con la salida del actual presidente.

Partiendo de esta premisa, y de acuerdo con la racionalidad política, lo que debería estar ocurriendo en el seno de la oposición es un esfuerzo conjunto para lograr unas condiciones más idóneas para que se produzca esa competencia en condiciones justas, sin embargo, en lugar de ello lo que hay es una lucha encarnizada entre ambas aspiraciones, profundizando aun más en la debilidad de la Oposición.

PRIMERA PREMISA: Una oposición unida no implica renunciar a intereses particulares

Lo que cada ciudadano que aspira recuperar la calidad de vida -deteriorada por el proyecto político chavista- debe preguntarse, es si este comportamiento está dando los resultados esperados. En qué medida ha contribuido la fractura opositora para alcanzar sus objetivos y cuánto sería capaz de lograr si actúa de manera distinta.

La pregunta es pertinente porque nos obliga a contextualizar el escenario político venezolano, en el que la oposición representa un espacio heterogéneo con múltiples actores políticos que defienden una diversidad de intereses, pero en el que debe prevalecer el objetivo común que es la razón de su alianza. Esto lejos de ser un problema, debería ser aprovechado para articular los distintos intereses de misma sociedad, que no siendo homogénea en su visión política, espera ser representada por los actores políticos en la expresión de sus demandas.

SEGUNDA PREMISA: La diversidad de intereses políticos requiere de niveles más eficientes de representatividad

Ser moderado es una posición política, como lo es también ser radical o extremista. El problema está en imponer una u otra sin contar con el concurso de la mayoría, lo que dejaría de ser un ejercicio democrático. Esto se relaciona de forma directa con la estrategia y la táctica, que en la oposición pueden distinguirse claramente dos corrientes. En cualquier escenario político, la medición de fuerzas se expresa a través del uso de diversas herramientas, pero sobre todo de la electoral.

Las mediciones electorales arrojan resultados concretos, los sondeos de opinión contribuyen a describir un escenario a partir del cual los distintos actores definen una estrategia y sus correspondientes tácticas, para mediante la oferta electoral, alcanzar el poder que le permita responder a esas demandas. En un escenario competitivo, la opción que más se acerca a las expectativas del electorado es la que resulta favorecida, pero esto no implica la exclusión de aquellas que no alcancen la mayoría. Aprender a convivir con todas estas expresiones es parte del proceso de democratización.

TERCERA PREMISA: Las diferencias son necesarias, de no resolverse, minimizan las posibilidades de triunfo electoral de una coalición

Uno de los resultados más preocupantes que arrojan los sondeos de opinión en Venezuela es la percepción que se tiene sobre el manejo de la oposición. Sin duda que son los propios partidos políticos y su dirigencia los responsables del deterioro de imagen de la coalición opositora, porque constituyen su columna vertebral.

No hay nada más importante en cualquier coalición política que la capacidad de negociación y acuerdo, sin estas competencias, es predecible la precariedad en términos organizacionales de esta estructura, que en el caso de la Unidad opositora, ha sido su gran debilidad. Una coalición política constituida por corrientes en su mayoría antagónicas desde el punto de vista de sus principios y programas, depende de su capacidad de organización, negociación y acuerdo para ser exitosa. La Oposición venezolana necesita de la Mesa de la Unidad Democrática, pero no al revés.

CUARTA PREMISA: Unificación de los objetivos de la Unidad democrática

En cualquier organización, de la naturaleza que sea, los objetivos y metas son la base fundamental a partir de la cual se estructuran las estrategias, identificando para ello los recursos y medios necesarios para lograrlo. En la Oposición esto ha sido probablemente la razón de la enorme vulnerabilidad que muestra la Mesa de la Unidad Democrática: los objetivos y metas no necesariamente son los mismos.

No hay garantía de que la salida del Presidente Maduro del poder sea la acción política necesaria para cambiar el rumbo actual del país, debido en gran medida a que el problema estructural de Venezuela tiene que ver con la naturaleza misma del régimen, por lo que el cambio no solo debería darse en el Ejecutivo sino conjuntamente en el resto de los poderes públicos, que en ningún caso ocurrirá exclusivamente con la salida de Maduro de la presidencia, y si es que se quiere actuar dentro de los límites de la Constitución.

Por eso insistimos en el problema que acarrea el crear falsas expectativas, frente a demandas que no serán satisfechas y que generarán aun mayor frustración no solo con respecto al Gobierno, sino especialmente en relación a la conducción de la oposición política. Esto lejos de beneficiar a algún sector de la oposición, debilita a toda la coalición, porque en un escenario político como el venezolano, se requiere del apoyo de aquellos que tomaron distancia del gobierno, pero que todavía no sienten la suficiente confianza en la oposición democrática como para otorgarlo.

PERSPECTIVAS A MEDIANO PLAZO

Esta semana asistimos al congreso de LASA 2015, una oportunidad para encontrarse con las distintas perspectivas sobre los estudios latinoamericanos y muy especialmente, sobre el tema de los autoritarismos y los procesos de democratización de la región. En un panel sobre los partidos autoritarios sucesorales se produjo una muy interesante discusión, que aunque Venezuela no era objeto específico de la muestra del estudio, su caso fue mencionado al plantearse las perspectivas de la región. Ante nuestra inquietud por el tema electoral en Venezuela, y el comportamiento de los actores políticos, Steven Levitsky respondió que lejos de anticipar un PSUV debilitado por la pésima gestión de Nicolás Maduro, es posible prever un escenario de rescate del “legado” de Hugo Chávez con el probable sacrificio en un referendo revocatorio promovido por el propio chavismo, por lo que no es suficiente contar con el mediocre desempeño de Maduro para garantizarle el poder a la oposición.

Posteriormente, en un panel con Jennifer McCoy, discutiendo el tema del acompañamiento de la comunidad internacional en el proceso de resolución del conflicto político venezolano, McCoy hizo una aclaratoria sobre las diferencias entre Chávez y Maduro en cuanto a la importancia que le otorgan a la opinión pública internacional, pues mientras que Chávez se cuidaba del juicio de la comunidad internacional sobre su mandato, a Maduro no le parece relevante.

Llamo la atención sobre estos dos aspectos, de los muchos discutidos a todo lo largo del congreso, porque para efectos de la estrategia opositora, elaborar un discurso considerando estas dos variables tendrá incidencia en la capacidad de penetración de la Unidad como alternativa en sectores que tradicionalmente han sido leales al proyecto chavista.

Para Levitsky, el chavismo tiene larga vida, no hay que subestimar su capacidad de recuperación y mucho más,  añadimos, con una oposición tan debilitada por la absurda fragmentación producto de una competencia presidencial que no estamos seguros cuándo ni cómo se producirá. Mientras que, por otro lado, esperar que la sensibilización de la comunidad internacional tenga alguna incidencia en la salida inmediata del poder de Maduro, es ignorar que cualquier medida deberá estar contemplada por la Constitución y que en el caso concreto de Maduro solo podrá ser por la vía de un revocatorio o de su renuncia, por lo que la comunidad internacional se limitará a abogar por una solución pacífica dentro de los límites constitucionales.

RETOS PARA LA OPOSICIÓN

La oposición no solo debe reinventarse sino comprometerse en un esfuerzo colectivo, que por una parte significa organizar de manera eficiente el trabajo y por otra, presionar para obtener garantías y condiciones justas de acuerdo al marco normativo. En este momento, la oposición democrática demuestra todo lo contrario, al concentrar su esfuerzo en un absurdo pulso por el liderazgo político que no tiene incidencia alguna en la disminución de los niveles de conflictividad política persistentes. La lucha por una corona imaginaria diluye los esfuerzos y acrecienta la ansiedad debido a que no termina de provocar la tan ansiada salida del chavismo en el poder.

De continuar en esta dinámica corrosiva, en la que cada vez que se espera que la crisis interna de paso a una tregua, surge un evento desestabilizador que profundiza las diferencias, llegado el momento en que el chavismo no pueda continuar al frente del Gobierno, esta oposición no estará en capacidad de conducirnos hacia la tan ansiada transición democrática, porque antes terminará devorándose a sí misma. Por eso, para quienes estudiamos la Ciencia Política y los comportamientos de los actores políticos, el caso venezolano es el ejemplo de todo lo que no debe hacer una oposición democrática que verdaderamente aspire al poder.

El suicidio de la oposición se encuentra en ese comportamiento errático, que la lleva a sabotearse a sí misma cuando alcanza algún logro significativo (resultados electorales de 2007, 2010 y 2013), cuando cree que la protesta por sí sola o la ayuda internacional son suficientes para provocar la salida del poder del chavismo. Por eso ese ciclo perverso de euforia y depresión porque se equivocan al confundir estrategia con táctica. Mientras se crea que sustituyendo la meta por la herramienta se alcanza algún objetivo, seguirá esta colección interminable de frustraciones.

16 Comments

Filed under Español

16 responses to “El suicidio de la oposición

  1. Jacquelyn Griffin

    Excelente análisis.

  2. alexa Fernandez

    .Ese al debilitamiento de la oposicion que Ud señala , es obvio pero de alli a un suicidio es ignorar todos los esfuerzos que se han hecho. La oposición ha luchado hace mucho tiempo y de diversas formas, y presionado para obtener garantías y condiciones justas de acuerdo al marco normativo.pero eso es una carta al Niño Jesús , el chavismo es el poder de la camisa de fuerza que decide, si no mire cuantos presos y muertos ya tenemos. Decir que no ha luchado es una insensatez. En un escenario competitivo, la opción que más se acerca a las expectativas del electorado es la que resulta favorecida, pero este no es el caso de Venezuela, donde los resultados electorales son manipulados a su favor de manera perversa a favor del Gobierno.Claro que el chavizmo tiene larga vida, ya lleva casi 20 años, pero el adequismo tambien la tuvo. Eso es relevante? No creo que las intervenciones de LASA sean las que hay considerar ´para resolver esta complejidad, hay asuntos graves y complejos en nuestro país. La percepcion del pueblo esta también empañada por la incertidumbre del día a dia, la comida y la seguridad . El miedo esta jugando un papel demoralizante . Ningun suicidio

  3. Yelli Nieto

    Conducta errática por parte de Lopez y su partido es mi humilde opinión. Tan errática que nos lleva a imaginar una conchupancia entre ellos y Diosdado o el mismo gobierno. Lo único que han hecho es fortalecerlos, dividir a la opo, destruir con los pies el trabajo que Capriles y la unidad realizaron en la ultima elección presidencial e insistir en un modo de protesta y un discurso de martires que solo suma puntos al gobierno.

    • La Sra Yelli Nieto expresó cortico y en palabras contundentes lo que siento, mi opinión, gracias, 100% de acuerdo ocn usted, excelente artículo de la Sra Puerta, saludos a todos

    • Tata Silva

      Toalmente de acuerdo con Yelli Nieto. Leopoldo le esta haciendo un gran daño a la oposición con su deseo de poder y de no tener sombra. No acepta que Capriles tiene mas credibilidad y popularidad. Muy individualista y egocentrico. Con todo respeto a lo que esta pasando el y su familia.

    • Suscribo totalmente su razonamiento, sra Yelli…

    • Nilka Remus

      Conducta errática la de Capriles que no estuvo a la altura del compromiso que tenía con el país al echar para atrás la protesta justa y necesaria por el robo electoral que sufrimos la mayoría de los venezolanos que votamos por él y no por él, sino para salir de esto.

  4. joe

    En mi opinión. El articulo aunque bien redactado incluso buen lexico, es muy largo y se pierde en un universo atomizado entre dos frentes politicos, lamentablemente un pequeno prcentaje de la clase media y con buen nivel de education podrian de alguna manera tratar de entender tantos altibajos de ambas partes. Deberia ser mas concreto y consiso en mi opinión. Ser un poco mas objetivo ante el desastre descomunal q dejo el insepulto y peor aun su chofer pupilo q ni escribir sabe. La unión es tacita ante la gran mayoria, al ver cada dia los efectos de un cancer cuyo unico tratamiento es su destruction y eliminacion.

  5. Allí hay un problema para mi insalvable, y asi fué desde que Leopoldo y Ma Corina montaron tienda aparte después de las primarias. Jamás han aceptado la realidad de aquel momento, porque por supuesto, los tres querían ser los abanderados de la oposición, y solo ganó uno, y por amplio margen. De allí en adelante el trabajo de los no favorecidos fue empañar la imagen de Capriles, generar situaciones inconsultas para forzar a Capriles a secundarlos, porque aquellos siempre han contemplado la opción “rápida”, la salida por evento catastrófico (La “Salida” fue una de ellas, y un rotundo fracaso), y Capriles siempre ha defendido una estrategia de activismo, ejemplo de acción social (por tener la plataforma de la gobernación, que la ha ganado dos veces contra los delfines del régimen), un perfil tolerante y amistoso con el chavista-madurista que posiblemente se deslinde de la tolda roja, e ir acumulando fuerza popular con miras al cambio electoral primero, y luego por acción de calle si así fuera necesario. La estrategia de Capriles a mi entender ha sido la correcta y pertinente para la coyuntura que vive el país porque ha dado resultado, mucho chavista decepcionado ve en Capriles lo “menos malo”, ya que no es oposicionista recalcitrante, ni sus fans en general lo son, en él ven algo de inocuidad y nobleza. Lo contrario ven en el otro bando: vea como el oposicionista del leopoldismo-MaCorina es insultante, ofende mas a Capriles y sus seguidores que al mismo gobierno chavista-madurista-cabellista, y eso le sale caro a Leopoldo y Ma Corina, porque se le ven la ansias y el afán a leguas. No se olvide que Capriles no se ganó las primarias en una caja de Ace, fue en justa contienda electoral. Si Leopoldo y Ma Corina, incluso Ledezma, tuvieran la masa de seguidores que creen (o dicen tener), la prisión de Leopoldo ya hubiera generado un estallido social, o la de Ledezma. En cambio, muy posiblemente un encarcelamiento injusto a Capriles podría desencadenar una chispa menos controlable, y eso lo sabe el régimen, por eso ha hecho mucho por aprovecharse de los desencuentros irreconciliables entre los tres, de manera de ir debilitándolo en el peso que tiene en la masa opositora, y así, una vez debilitado y dividido, destruirlo con alguna acusación de corrupción o de otra índole y encarcelarlo. Una vez destruido el de mayor peso, que sigue siendo Capriles con todo y guerra sucia desde el gobierno y la misma oposición, los demás serán fáciles, tendría la papa pelada y camino libre para ganar unos años mas de estabilidad, lo que significa en realidad que se quedará por las próximas décadas, ya que se habría estabilizado y controlado mas a la población y la economía, sobre todo por la ayuda de China, su gran salvavidas. China no los dejará solos porque Venezuela ha sido y sigue siendo su punta de lanza para la penetración comercial e ideológica de latinoamérica, y están lográndolo, también Irán, pero mas con intenciones militaristas. Otra historia será si este régimen sale del poder, lo que resultaría en un derrumbe en masa del neototalitarismo socialista latinoamericano del eje Cuba-Venezuela-Foro de Sao Paulo. Veremos…

    • Nilka Remus

      No olvidemos que Leopoldo declinó su candidatura en las primarias a favor de Capriles, así que muy posiblemente ganó con el apoyo de los simpatizantes de Leopoldo. Por otro lado, esta posición ( que es la de Capriles), deja absolutamente de lado la REALIDAD, que no lo que creo, del descomunal FRAUDE ELECTORAL que venimos sufriendo desde hace AÑOS (RR 2004). Para más información, http://www.esdata.info

  6. Vivas

    Lúcido y útil análisis María Puerta. Así es, esa lamentable ignorancia y confusión entre la táctica y la estrategia es de una ceguera y de esos efectos perversos, que cita la autora, ese, del paso de la euforia a la depresión ., porque ven espejismos y entonces esa mentalidad mágica toma posesión, como si bastara decir : ” expropiese …” O ” Calle …calle … Para que todo se resolviese … Eso no tiene nada que ver con la Politica, con la acción estratégica … En fin mucha paciencia y mucha inteligencia política …hay camino todavía por andar …. ¡ Gracias Maria Puerta por esa útil y esclarecedora reflexión en estos momentos ! Se trata también de pensar para hacer Política y alcanzar los objetivos … Mecha Vivas

  7. Gustavo López

    La reflexión de Maripuerta es el centro de la polémica interna de la oposición. Por lo tanto la táctica y la estrategia dentro de los participantes de la MUD responde a los intereses particulares de las organizaciones o de las personalidades que participan en la MUD, cada quien interpreta a su manera, y buen entender lo que les de la gana la estrategia y la tactica. Creo la alerta de Maripuerta es muy acertada para salir de ese circulo vicioso de la EUFORIA – DEPRESIÓN y poder avanzar hacia objetivo y metas definidas y con resultados concretos, que impulsen una fuerza política que haga creible la posibilidad del éxito.
    Gustavo López

  8. Pingback: Despertares… | EL Rincón de Alec

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s